Reflexión sobre el 2018, inspección y adaptación para el 2019

Hace unas semanas que comenzó el 2019 y era justo el momento de hacer una pequeña reflexión sobre el año que ha terminado.

Sin ánimo de empezar una tradición –aquí puedes leer la del año pasado-, he creido interesante contar qué ocurre entre las bambalinas de la que hasta ahora es la experiencia profesional más alucinante que he tenido nunca.

Este artículo es un ejercicio de transparencia personal y desnudez profesional, así que si has venido aquí a aprender Scrum o Kanban, voy a decepcionarte.

Primero, mis impresiones.

Después, las esperanzas.

Por último, los números.

La sensación permanente de una piedra en el zapato

Cuando hace 15 meses lancé un llamada a crear la empresa de agilismo más increíble del mundo, lo hacía con una mente abierta a lo que viniera.

Al poco tiempo, Alberto Serrano y Carlos Iglesias se unieron para dar forma a lo que hoy es Jerónimo Palacios & Associates -del nombre hablo más adelante-.

Desde entonces, hemos hablado con cientos de personas, cientos de compañías y trabajado mucho. Estamos lejos de alcanzar todos los objetivos que me proponía en aquella newsletter, aunque cada día estamos un poco más cerca.

Lo que quizás me ha sorprendido más es, que a diferencia de cuando empecé a dar cursos de Scrum Master en 2015, donde me encontré con indiferencia por parte de los actores consolidados del mercado y TODOS se negaron a colaborar conmigo, esta vez me he encontrado con una hostilidad activa, especialmente a la hora de proporcionar servicios de consultoría.

Así, hemos tenido situaciones tan absurdas como perder un contrato ya negociado a causa de una llamada o intentar forzarnos a entrar a través de un tercero cediendo una comisión y con unas condiciones abiertamente insultantes.

Con los años he desarrollado una capacidad de endurecer la piel y centrarme en la profesionalidad como bandera; creo que esa cultura está muy incrustada en todos los que formamos parte de esto.

Sin embargo duele. Mucho.

No es tanto el esfuerzo de preparar, acunar y desarrollar una propuesta de calidad, sino el hecho de que absolutamente nada de lo que pudieramos haber hecho habría cambiado la situación.

Nos estaban jodiendo. Conscientemente. Y no nos dejamos joder.

Afortunadamente no ha sido lo habitual, y este año hemos participado en cuatro proyectos de consultoría muy satisfactorios. Nuestro equipo ha crecido y ha rotado. No puedo dejar de acordarme de compañeros como Fabiola, Pablo o Ellen que han compartido grandes momentos de trabajo con nosotros este pasado año.

Relacionado
¿Por qué es tan difícil recibir buen feedback?

En 2018 la consultoría ha despegado; nos ha llevado a cotas totalmente nuevas. En 2019 todavía estamos en fase de ascenso y tomando velocidad.

Lo mejor está por llegar.

Hace cinco años quería estar donde estoy ahora

Una de las últimas empresas en las que pasé muchos meses como Agile Coach fue Optiopay, una fintech de Berlin famosa por sus fiestas en sus oficinas de la segunda planta de Pirates Berlin.

Pasé ocho meses trabajando entre el Rio Spree y el Muro de Berlin

Fue en una de esas fiestas donde Marcus Börner me preguntó:

-¿Donde te ves en cinco años?
-En el mismo sitio. Quiero decir, no en esta terraza celebrando una barbacoa, sino en el mismo sitio emocional. Feliz, contento y disfrutando de mi vida y mi trabajo.

Por aquel entonces estaba comenzando como Professional Scrum Trainer.

Cuatro años después he de afirmar que me encuentro donde quería estar. Paso menos tiempo en Berlin pero más tiempo en Granada. Trabajo con gente que admiro y que se implica totalmente en lo que hace.

Tengo la oportunidad de generar impacto en muchas personas.

Soy libre.

Y somos libres.

Desde donde estamos, tenemos la oportunidad de generar impacto en muchas personas

Porque 2018 ha sido el año en que Jerónimo Palacios & Associates ha dejado de ser de Jero y ser de las personas que forman parte de ella.

En 2019, esta empresa es Alberto & Associates, Carlos & Associates, Laura & Associates o Nacho & Associates. Son ellos los que deciden, tiran y gestionan nuestro porvenir. Yo soy uno más. Y cada vez soy menos. Es lo que hubiera querido hace cinco años.

Un pequeño secreto: Nunca me hubiera imaginado que el nombre de nuestra empresa fuera tan irritante para personas que ni siquiera forman parte de ella.

2019 también será el año de incorporar más cosas increibles. En nuestro backlog hay un proyecto de abrir una linea en torno a DevOps, otra en torno a ALM con Microsoft y otra de aprendizaje transformacional transmedia.

Seguiremos formando e incorporando temas candentes, como Evidence Based Management, formación avanzada en diseño de producto y repetir nuestro éxito de final de 2018 con la facilitación gráfica.

Relacionado
La decisión de subirme al tren de Jerónimo Palacios & Associates

La consultoría de excelencia (o boutique, como la llaman algunos), está llamada a convertirse en el servicio estrella.

Uno de los primeros proyectos que ha visto la luz ha sido el de nuestras instalaciones. Un espacio de más de 800 m2 en Madrid donde poder dar servicio y seguir desarrollando nuestro equipo y nuestro portfolio.

Hemos empezado a dar forma a este espacio de la mejor forma que sabemos: Inspeccionando y adaptando, de forma iterativa e incremental.

Hacerlo a lo grande nos hubiera quedado muy grande.

Por último, los números

En 2018 hemos formado a un 40,6% más de alumnos en nuestros cursos, lo que pone el listón en torno a los 1.400, que se suman a los más de 2.000 que ya tenía nuestra comunidad. Son lo más importante que tenemos, y tenemos que seguir aportándoles valor.

Nuestra facturación se ha quedado rozando el millón de euros. Nuestra puntuación NPS se mantiene por encima de 50, aunque ha bajado un poco con respecto al año pasado, dependiendo del curso y del cliente. Más o menos la mitad de nuestros alumnos llegan vía recomendación de otros alumnos.

Nuestra página web ha recibido 230.000 visitas y hemos servido casi 400.000 páginas vistas a más de 150.000 usuarios únicos.

Hemos participado en cuatro proyectos de consultoría, de los cuales tres ya están cerrados. En alguno de ellos, el cliente nos ha pedido hacer un caso de estudio que publicarán pronto.

Hemos participado y patrocinado los principales eventos de agilidad en España como el AOS, la CAS, Agile Kids o Agility 360. También hemos colaborado con el reciente estudio que han publicado McKinsey y Scrum.org, además de la revisión de los libros de Nexus y Professional Scrum Product Owner.

Aproximadamente el 25% de nuestro negocio sigue siendo internacional, aunque este año hemos tenido más presencia fuera de Europa que dentro. También hemos crecido en número de clientes, hasta los 244.

No tenemos deudas. Ni socios. Ni inversores. A dia de hoy podríamos operar durante seis meses ingresando CERO euros.

Al cierre de este post somos ya diez personas, con una más que se incorporara el próximo més de Febrero y seguimos en conversaciones con mucha gente.

Quizás dentro de un año seamos 50. O los mismos. Quizás no quedemos ninguno.

Eso es lo emocionante.

Avatar for Jerónimo Palacios Vela

Posted by Jerónimo Palacios Vela

Mi misión es ayudar a mejorar la profesión del desarrollo de software. Soy Professional Scrum Trainer de Scrum.org, Accredited Kanban Trainer de Lean Kanban y facilitador de LEGO® Serious Play. Vivo entre Berlín y Granada. Me encantan la vela y el Rugby

  1. Avatar for Jerónimo Palacios Vela

    ¡Muy Buenas Jerónimo!
    Enhorabuena por vuestro esfuerzo. Seguid creyendo en lo que sabéis hacer y disfrutad. Dejad atrás a aquellos que en su día no creyeron en vosotros. Vuestra perseverancia seguro os llevará al éxito.
    Saludos para los tres!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar debes aceptar nuestra política de privacidad

Suscribete a nuestra lista de correo

Suscribete a nuestra lista de correo

Recibe actualizaciones en la comodidad de tu bandeja de entrada. Un email a la semana. Sin Spam. Sin Trucos.

Suscripción con éxito

Shares
Share This