3 estrategias que me han ayudado a ser un gran Scrum Master

Cuando me vi en la posición de Scrum Master por primera vez, me sentí mal. Tenía el síndrome del impostor. A pesar de haber llevado yo Scrum a la compañía, todavía me costaba entender el rol. Al cabo del tiempo, aprendí el camino de los grandes Scrum Masters. Aquellos que son capaces de facilitar grandes cambios con apenas un pequeño esfuerzo. Este ha sido mi camino.

Estrategia 1: Coaching para apoyar el camino de otros

Entre 2009 y 2011, pasé dos años haciendo un Master en Coaching Ejecutivo en la Universidad Camilo José Cela. Además de pasar mi propio proceso de coaching personal, aprendí a dar soporte a otros. Scrum tiene una pequeña parte de enseñar y asesorar, una un poco más grande de hacer de mentor y una gran parte de acompañar.

El acompañamiento y la capacidad de transmitir tranquilidad a la organización y a los que forman parte de ella es una característica importante. Gran parte de mi trabajo en organizaciones en las que trabajo es acompañarles durante su proceso de cambio. Como Scrum Masters, es muy difícil darse cuenta del hecho de que el éxito de nuestro trabajo no está en asegurar que se hagan las entregas, o que el equipo rinda a máxima capacidad.

El éxito de un Scrum Master es que Scrum se ponga en marcha y facilite el cambio de una mentalidad basada en silos a una mentalidad basada en la adaptación. Para ello hay que dejar caer. Una y otra vez. Sin remordimientos. Si el equipo no llega a la entrega porque se han comprometido demasiado. Dejar caer. Si el Product Owner está ausente porque tiene otras prioridades. Dejar caer. Mi trabajo como Scrum Master es mantener la transparencia en el proceso. Y eso requiere nervios.

Relacionado
Formar equipos ágiles cuando estás empezando en Scrum

Coaching es una herramienta que permite entender el proceso. En el Coaching se acompaña, no se dirige. Se escucha, no se habla. Se reflejan las distinciones y problemas de la organización donde sea necesario.

En ocasiones, los alumnos de mis cursos me indican que: no entienden que hace el Scrum Master todo el día y que cambiar a la organización es muy difícil. El trabajo del Scrum Master no es estar ocupado sino estar disponible cuando se le necesite. Lamentablemente, en una organización donde pueden primar más las horas frente al ordenador, eso puede ser un problema. Para ello está la siguiente estrategia.

El Coaching es preguntar, no responder. Permitir que las preguntas fluyan alrededor de un tema es mucho más productivo que dar respuestas cerradas que no permiten la creatividad.

Estrategia 2: Mindfulness para mantenerme tranquilo

Si hay una habilidad que me ha sido útil a lo largo de estos años es el Mindfulness y la meditación. Ser capaz de escuchar la maraña de pensamientos que ocurren dentro de mi cabeza sin engancharme con ellos ha sido vital. Nada podría haberme ayudado más.

Especialmente en situaciones de mucho estrés, donde las cosas no salen y los pains no hacen más que salir a la luz, ser capaz de aceptar que las ideas son un flujo que viene y que va. Que puedo observar. Sin controlar.

No solo permite ofrecer tranquilidad necesaria sino además creer en la mejora futura. He visto a Managers que gritaban a los equipos de desarrollo cambiar increíblemente a lo largo del tiempo solamente porque han visto que el proceso funcione.

Relacionado
Como preparar y aprobar el examen de Professional Scrum Master

Como Scrum Masters, este es el objetivo. Señalar aquellas cosas que Scrum hace que salgan a la luz para así poder permitir que se actúe sobre ellas. Quizás no es hoy o mañana. Quizás no dentro de tres Sprints. Sin embargo, una organización no puede vivir para siempre en la sombra de que los problemas no se solucionan. Mantenerse tranquilo hasta que llega el momento adecuado es clave para el éxito de Scrum y de cualquier iniciativa de gestión del cambio.

El Mindfulness me ha permitido experimentar cambios maravillosos. Recuerdo que durante un tiempo, la gente me preguntaba: ¿Como estás? Feliz. No sabría explicar por qué. Ni el método ni el mecanismo. La cuestión es que el Mindfulness me ha permitido enfocarme cuando lo necesito y dispersarme cuando lo necesito. Lo que es más importante, me ha permitido sentarme a disfrutar de mis pensamientos sin engancharme con ellos.

Tercera estrategia: Foco en una sola cosa

Cuando estoy implementando Agile en una organización, sea sólo o liderando un equipo, mi prioridad es enfocarme en una cosa a la vez. Dado que Scrum muestra todas las dificultades que tiene la organización para adaptarse, es muy fácil saltar a resolverlas y dejar la posición de foco.

Sin embargo, no me involucro. Y recomiendo a mi equipo que no lo haga tampoco. Nuestro foco es una sola cosa. Normalmente un gran impedimento. Mi trabajo como Scrum Master es eliminar ese gran impedimento.

Cada que resuelves un problema para tu equipo, les estás quitando la oportunidad de aprender algo nuevo.

Avatar for Jerónimo Palacios Vela

Posted by Jerónimo Palacios Vela

Mi misión es ayudar a mejorar la profesión del desarrollo de software. Soy Professional Scrum Trainer de Scrum.org, Accredited Kanban Trainer de Lean Kanban y facilitador de LEGO® Serious Play. Vivo entre Berlín y Granada. Me encantan la vela y el Rugby

  1. Avatar for Jerónimo Palacios Vela

    Excelente artículo, me sentí muy identificada, gracias!

    1. Avatar for Jerónimo Palacios Vela
      Jerónimo Palacios septiembre 28, 2016 at 1:12 pm

      Gracias a ti por tu comentario, Sara. ¿En que te has sentido identificada?

  2. Avatar for Jerónimo Palacios Vela
    john henry gutierrez septiembre 28, 2016 at 3:45 pm

    genial ese post, me encanto “el Mindfulness me ha permitido enfocarme cuando lo necesito y dispersarme cuando lo necesito. Lo que es más importante, me ha permitido sentarme a disfrutar de mis pensamientos sin engancharme con ellos.”

  3. Avatar for Jerónimo Palacios Vela

    Not sure that considering yourself a “great Scrum Master” is necessarily a good thing to say out loud
    I am not saying that you are not BTW

    1. Avatar for Jerónimo Palacios Vela
      Jerónimo Palacios octubre 2, 2016 at 7:21 pm

      My honest opinion is that not acknowledging wether you being good or not is a very cultural thing. It’s “modesty” and I believe it does not help. After being for long out of Spain, I find very healthy recognising what are you good at. Am great at being a Scrum Master 🙂

Comments are closed.

Suscribete a nuestra lista de correo

Suscribete a nuestra lista de correo

Recibe actualizaciones en la comodidad de tu bandeja de entrada. Un email a la semana. Sin Spam. Sin Trucos.

Suscripción con éxito

Shares
Share This